lunes, 6 de marzo de 2017

La diputada del Parlamento Escocés Carol Monaghan acudió con su cruz de ceniza a una comisión parlamentaria

Una diputada escocesa con cruz de ceniza en una comisión: "¡Pero lo van a retransmitir!", le dijeron

«La mayoría no sabía ni lo que era», explica ella; los católicos son un 14% en Escocia

Una diputada escocesa con cruz de ceniza en una comisión: "¡Pero lo van a retransmitir!", le dijeron

La diputada del Parlamento Escocés Carol Monaghan acudió con su cruz de ceniza a una comisión parlamentaria


La diputada del Parlamento escocés Carol Monaghan, que es católica, acudió este Miércoles de Ceniza a una reunión del comité parlamentario de ciencia y tecnología con la cruz de ceniza en la frente que se le había marcado en esta popular ceremonia de inicio de Cuaresma. 

"Cuando llegué al comité, uno de los miembros me preguntó por ello", explicó Monaghan a la BBC. 

"Yo dije: 'es Miércoles de Ceniza' y ellos dijeron 'pero esto lo van a retransmitir'. La reacción fue en general positiva. La mayor parte de la gente no sabía lo que significa". 

"Yo creo que simplemente pensaban que yo no quería ser avergonzada, pero yo no iba a quitármela. Muchas religiones tienen símbolos visibles y los cristianos no deberían sentir incomodidad ni al practicar su religión ni en mostrar públicamente sus símbolos", añade. 

Carol Monaghan antes era maestra. Fue elegida como diputada del Partido Nacional Escocés en Glasgow Noroeste en las elecciones de 2015.  



Los católicos en Escocia
la Iglesia Católica en Escocia, si bien no crece, tampoco decrece. La encuesta del Scottish Household Survey de 2014 (SHS 2014) detecta que un 14,4% de escoceses adultos se declaran católicos. Esta misma encuesta realizada en 2001-2002 establecía que los católicos eran un 15%. 

Dicho de otra forma, en estos primeros 15 años de siglo XXI, pese a los escándalos, la mala prensa y las guerras culturales, la Iglesia Católica se mantiene más o menos igual. 

La Iglesia ha plantado batalla al matrimonio homosexual (sin gran éxito pero con algunos testimonios interesantes como la diputada católica socialista Elaine Smith) y al aborto (con el famoso caso de las parteras católicas objetoras de conciencia). Y tuvo que cerrar sus agencias de adopción para no entregar niños a parejas o grupos de homosexuales. Pero estos años duros no la han dañado especialmente. La visita de Benedicto XVI en 2010 también ayudó a reforzar la Iglesia. 

Quedarse igual que hace 15 años no parece un gran éxito. Pero lo es si se compara con la gran iglesia nacional de Escocia, la presbiteriana "Kirk" o "Church of Scotland", que ha pasado de un 47% a un 27% de porcentaje de población escocesa en apenas quince años. 

Los escoceses, simplemente, pierden su afiliación religiosa; en 2001 se declaraban "sin afiliación" un 28% de escoceses adultos; en 2014 eran ya un 47%. Esto no quiere decir que sean ateos: la mayoría creen en Dios o un poder superior... pero sin sentirse afiliados a ninguna comunidad de fe.

Cuando sólo había 10 curas... y clandestinos
Para la Iglesia católica, mantenerse en un 14% no está tan mal... sobre todo si pensamos que, según los historiadores, en 1750 apenas había en Escocia 10 curas (todos clandestinos y perseguidos) y 16.500 católicos. Una normativa decía: "Si se encuentran papistas reunidos en una casa privada, y si en esa casa se encuentran vestiduras, manteles de altar, cuadros o artículos del culto papista, las personas detenidas deberán ser consideradas como celebrantes o asistentes de la misa, e incurrirán en esa pena". 

Peor aún: a finales del s.XVIII los ingleses deportaron o mataron a poblaciones enteras y quedaron menos de 5.000 católicos en toda Escocia, la mayoría en las islas occidentales de Uist y Barra. Sólo en 1793, ya casi sin católicos en Escocia, se permitió oficialmente la libertad de culto a los católicos que hiciesen un juramento de lealtad a la corona británica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada